Cómo elegir el mejor juguete en los primeros 3 años

Hasta los 3 años de edad, el crecimiento del cerebro es exponencial. Las conexiones entre las neuronas se multiplican a gran velocidad gracias a la capacidad del cerebro de asimilar experiencias.

Su principal canal de información son los órganos de los sentidos. A través de ellos reciben la luz, los colores, el movimiento, los sonidos y la música, perciben los sabores, olores o texturas. Los estímulos que recibe son esenciales para que esas neuronas sigan conectándose. Por eso, es importante que les ofrezcamos un ambiente rico de experiencias nuevas, de movimiento libre, adaptado y respetado y que, sobre todo, acompañen sus etapas de desarrollo.

niños

Fase de descubrimiento de 0-6 meses

El bebé siente una enorme curiosidad por su entorno y todo lo que le rodea. Le encanta y necesita estar en contacto con su mamá, pero poco a poco va estando más despierto. Durante los primeros meses distingue figuras en blanco y negro, pero a partir de los dos meses ya va mostrando interés por colores vivos, como el rojo o el verde.

También es capaz de dirigir su atención hacia los sonidos que escucha y tiene muy desarrollado el sentido del gusto. Observarás que se lleva las manitas a la boca, luego los pies y todos los objetos que tenga a su alcance. Esto le ayuda a desarrollar la coordinación ojo-mano.

En esta primera etapa resulta interesante mostrarle figuras en blanco y negro u ofrecerle objetos sensoriales con materiales adecuados, preferiblemente de madera o caucho natural. Debemos evitar los plásticos y aquellos dispositivos que contengan pilas o emitan sonidos muy llamativos. En la siguiente lista puedes ver algunos ejemplos:

  • Flashcards en blanco y negro. Más adelante, con colores llamativos: rojo y verde,
    amarillo y azul.
  • Botellas y tubos sensoriales
  • Juguetes de tela de diferentes colores y texturas
  • Sonajeros y juguetes de agarre. Palos de lluvia
  • Mordedores de caucho natural
  • Alfombras de juegos sensoriales
  • Pelotas sensoriales
  • Móviles de cuna, adecuados a su edad evolutiva

Fase de exploración de 7-12 meses

El bebé va creciendo y adquiriendo nuevos hitos de desarrollo. Empiezan a hacerse visibles los primeros desplazamientos, a través de la reptación. Según vaya experimentando diferentes posiciones y adquiera más fuerza en sus músculos, irá perfeccionando sus movimientos.
Comenzará a gatear, lo que le abrirá las puertas a un mundo completamente nuevo, se pondrá de pie y puede que dé sus primeros pasitos. Además, empieza a interactuar con su entorno y las personas que lo rodean de una manera más consciente.

En esta etapa es aconsejable poner a su disposición juguetes y objetos que ayuden a seguir desarrollando su motricidad a nivel general, pero también los que le ayuden en el control de la motricidad fina y la coordinación óculo-manual. Toma importancia la permanencia del objeto.

  • Juegos apilables y de anillas
  • Libros de tela de diferentes colores y texturas
  • Cajas de actividades con agujeros de diferentes formas y tamaños
  • Muñecos blanditos
  • Alfombras de juegos sensoriales con diferentes actividades sonoras y visuales
  • Pelotas de diferentes tamaños y objetos que rueden
  • Juguetes para el baño
  • Cesto de los tesoros con objetos cotidianos: esponjas, telas, utensilios de cocina…,
    evitando que sean de plástico.

Fase de independencia de 13-24 meses

El bebé ya camina, por lo que se vuelve más autónomo e independiente. Se muestra muy activo y absorbe toda la información que recibe. Tiene unas ganas innatas de aprender y la experimentación sigue siendo su principal vía para hacerlo. Empezará a jugar con otros niños y a imitar a quien tiene a su alrededor. Tenemos una amplia gama de juegos y juguetes para potenciar su curiosidad y aprendizaje.

  • Juego heurístico
  • Construcciones sencillas
  • Juguetes de arrastre
  • Cuentos manipulables
  • Instrumentos musicales
  • Plastilina ecológica
  • Juego simbólico
  • Encajables y puzles sencillos

Forjando su personalidad de 2-3 años

  • Su vocabulario es cada vez más amplio, ya es capaz de expresar sus deseos y opiniones. Empieza tomar sus propias decisiones, pero tiene muchas preguntas y se frustra con facilidad, lo que conlleva episodios de rabietas. Es importante potenciar su concentración y memoria, la coordinación, la imaginación y la orientación en el espacio.
  • Juego simbólico
  • Puzles y rompecabezas
  • Construcciones más complejas
  • Primeros juegos de mesa: cooperativos, de asociación, de lógica, de imitación, de memoria
  • Muñecos
  • Libros para colorear
  • Cuentos
  • Manualidades
  • Flashcards ilustradas para inventar historias

«Se deberían tener pocos juguetes, pero buenos. Un juguete bueno es aquel, que sin ser nada
concreto, puede ser todo.» Francesco Tonucci

Recuerda que cuando adquieras un juguete para tu bebé, debe cumplir con las normas de seguridad vigentes. A pesar de que cada fabricante debe informar sobre la edad recomendada para cada producto, te recordamos que cada niño sigue sus ritmos de desarrollo, por lo que debes guiarte por esto a la hora de elegir un juguete.

Te recomendamos visitar la web de Pequeterapia, donde puedes encontrar los juguetes más adecuados para buen desarrollo de tus hijos. 🙂

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *